Brackets transparentes

En la actualidad, gracias a los múltiples avances tecnológicos, cada vez contamos con más opciones y tratamientos para cuidar la salud de nuestra boca y nuestra sonrisa. Por ello, seguramente estarás acostumbrado o acostumbrada a cruzarte con personas de cualquier rango de edad que están usando brackets transparentes para corregir su mordida o la posición de sus dientes. ¿Quieres conocer en qué consiste este tratamiento, cuánto cuestan los brackets transparentes y cuáles son sus ventajas y desventajas? Sigue leyendo este artículo y encontrarás todas las respuestas.

¿Qué son los brackets transparentes?

Los brackets transparentes o brackets invisibles son aparatos fijos, que no se pueden remover, y que se fijan en los dientes. 

Podemos encontrar distintos tipos según su material y su color. Los más actuales utilizan tonalidades muy parecidas a la de los dientes por lo que, en muchas ocasiones, es difícil distinguirlos. Otra opción es colocarlos en la parte posterior de los dientes, haciendo que sean imperceptibles al sonreír.

Tipos de brackets transparentes o invisibles 

Dependiendo del material con el que estén fabricados y de su colocación en la boca, existe una amplia variedad de brackets transparentes:

Brackets de zafiro sintético

Uno de los materiales más innovadores del sector, el zafiro sintético se caracteriza por su alta calidad y la facilidad para pasar desapercibidos visualmente.

Brackets de cerámica y de porcelana

Los brackets hechos con cerámica o porcelana son muy resistentes y discretos, a pesar de contar con una tonalidad más fuerte que la de los brackets de zafiro.

Brackets de zirconio

Este tipo de brackets transparentes es otra de las opciones más populares entre los pacientes que necesitan trabajar su mordida o colocar sus dientes. Suelen ser de color blanco.

Brackets de plástico o resina

Otros brackets transparentes o invisibles son los realizados con resina o plástico.

Brackets linguales

Los brackets linguales no son transparentes pero, debido a que se colocan en la parte posterior de los dientes, resultan invisibles a primera vista.

¿En qué consiste el tratamiento de brackets transparentes?

El tratamiento de brackets transparentes comienza con la primera visita al ortodoncista. En ella, se realiza un estudio de la dentadura mediante pruebas diagnósticas como radiografías y fotografías de la boca.

A continuación, con la ayuda de un molde se toma la forma de la dentadura para conocer la posición exacta de cada pieza así como la forma del aparato.

Una vez se han colocado los brackets invisibles es fundamental hacer una revisión periódica del tratamiento siguiendo las instrucciones del ortodoncista ya que es preciso ir ajustando el aparato para obtener resultados efectivos.

En el momento en el que los dientes ya han tomado la posición idónea, o se ha corregido la mordida del paciente, se procede a la retirada de los brackets. Cabe señalar que este proceso es totalmente indoloro.

Finalmente, para evitar que los dientes se muevan y regresen a su posición de origen, se finaliza el tratamiento con la utilización de retenedores o aparatos móviles.

¿Cuánto cuestan los brackets transparentes?

En función del tipo de aparato, su material y lo complejo que resulte un caso en particular el precio del tratamiento será mayor o menor. Dicho lo cual, éste suele rondar entre los 3.000 y los 7.000 euros.

Ventajas de los brackets transparentes

Como ya ocurre con otros tipos de ortodoncia, la utilización de brackets transparentes conlleva una serie de ventajas y desventajas que conviene tener en cuenta antes de realizar este tipo de tratamiento.

Como habrás podido imaginar, su principal ventaja es que son prácticamente invisibles a primera vista, lo que permite mantener la estética de nuestra boca incluso mientras sonreímos. 

Otro de sus beneficios es que los brackets transparentes pueden ser usados por personas de cualquier edad, ya sean niños como adultos.

Desventajas de los brackets transparentes

Entre las desventajas más comunes encontramos la falta de compatibilidad con algunos pacientes cuyo caso particular sea muy complejo. Otro punto a tener en cuenta es que, dependiendo del material del aparato, la duración del tratamiento puede verse incrementada, como es el caso de los brackets de zafiro o de cerámica. Asimismo, se trata de piezas muy delicadas por lo que conviene realizar un mantenimiento higiénico correcto y no abusar de ciertos alimentos, como el café o los refrescos, ya que pueden amarillerarlos. Por último, su coste puede ser mayor debido al tipo de material del que están hechos.

Si quieres realizar un tratamiento de orthodontie invisible profesional sin salir de le fer à cheval y Gabias ponte en contact con la Clinique dentaire B & J o ven a visitarnos a cualquiera de nuestras clínicas. ¡Pide cita ya y recupera tu sonrisa con nuestros ortodoncistas!

Instagram
WhatsApp