Tipos de blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un procedimiento cosmético popular que tiene como objetivo mejorar la apariencia de los dientes haciéndolos lucir más blancos y brillantes. ¿Sabías que existen varios métodos de blanqueamiento dental y que cada uno tiene sus propias ventajas? En este artículo te vamos a explicar los tipos de blanqueamiento dental más comunes, las nuevas tendencias, sus beneficios y te daremos consejos para mantener los resultados.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un tratamiento muy popular cuyo objetivo es el de contrarrestar la decoloración o las manchas de los dientes. Éstas pueden ser causadas por una variedad de factores, como el consumo de ciertos alimentos y bebidas (como el café, té y vino tinto), el tabaquismo, el envejecimiento, la medicación y otros factores genéticos o ambientales.

¿Cómo se realiza un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental generalmente involucra el uso de agentes blanqueadores, como el peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. Estos agentes actúan sobre las manchas en la superficie de los dientes (extrínsecas) y también pueden penetrar el esmalte dental para tratar las manchas más profundas (intrínsecas). Al aplicar estos agentes blanqueadores, se produce una reacción química que rompe los compuestos que causan la decoloración, resultando en dientes visiblemente más claros.

¿Cuáles son los tipos de blanqueamiento dental?

En una clínica dental los pacientes tienen acceso a varios tipos de tratamientos de blanqueamiento dental, cada uno con sus características y beneficios específicos. Estos métodos son supervisados por profesionales dentales, lo que garantiza su efectividad y seguridad. A continuación te vamos a presentar los tipos de blanqueamiento dental que se pueden realizar en una clínica dental, incluyendo los últimos avances:

1. Blanqueamiento con luz o láser

El blanqueamiento con luz o láser es uno de los métodos más avanzados y rápidos disponibles actualmente. Consiste en la aplicación de un gel blanqueador sobre los dientes, seguido por la exposición a una luz especial o láser. Esta luz activa el agente blanqueador, acelerando y potenciando el proceso de blanqueamiento. Los resultados son rápidos y pueden notarse, incluso, después de una sola sesión.

2. Blanqueamiento con bandejas personalizadas

Este método implica la creación de bandejas de blanqueamiento personalizadas que se ajustan perfectamente a los dientes del paciente. El dentista proporciona estas bandejas junto con un gel blanqueador que el paciente aplica en las bandejas y usa durante un período específico en casa. Este tratamiento es menos intensivo que el blanqueamiento con luz o láser, pero ofrece resultados notables con el tiempo.

3. Blanqueamiento interno (para dientes no vitales)

Especialmente diseñado para dientes que han sido tratados endodónticamente, tratamiento de conducto, el blanqueamiento interno trata la decoloración desde el interior del diente. El dentista aplica un agente blanqueador dentro del diente y lo sella temporalmente. Después de varios días, se retira el sellado y el agente, revelando un diente más blanco.

4. Blanqueamiento de alta concentración

En este procedimiento se utilizan geles blanqueadores de alta concentración, que son más potentes que los utilizados en los kits de blanqueamiento en casa. Debido a la potencia de estos geles, el procedimiento se supervisa cuidadosamente en la clínica para prevenir cualquier daño al esmalte o las encías.

5. Blanqueamiento dental con luces Led

El blanqueamiento dental con luces LED es un procedimiento cosmético moderno utilizado para blanquear los dientes. Consiste en la combinación de un gel blanqueador, generalmente a base de peróxido, y una luz LED para acelerar y mejorar el proceso de blanqueamiento. Este método es popular tanto en clínicas dentales como en kits de blanqueamiento en casa debido a su eficacia y rapidez. ¿Quieres saber cómo funciona?

¿En qué consiste el blanqueamiento dental con luces LED?

  • Preparación: El dentista comienza limpiando los dientes para eliminar cualquier placa o residuos. Esto asegura que el gel blanqueador se aplique uniformemente.
  • Protección de las encías: Se aplica una barrera protectora alrededor de las encías para protegerlas del gel blanqueador, que puede ser irritante.
  • Aplicación del gel blanqueador: El gel blanqueador, que contiene peróxidos (como peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida), se aplica cuidadosamente sobre los dientes.
  • Activación con luz LED: Se utiliza una luz LED para activar el gel blanqueador. La luz acelera la reacción química del peróxido, lo que resulta en un blanqueamiento más rápido y efectivo de los dientes. La luz LED en sí misma no blanquea los dientes; su función es activar el gel blanqueador.
  • Tiempo de exposición: Los dientes se exponen a la luz LED durante un período específico, generalmente entre 15 y 30 minutos. Este tiempo puede variar según el producto específico utilizado y las recomendaciones del dentista.
  • Enjuague y evaluación: Una vez completado el tratamiento, se enjuaga el gel de los dientes y se evalúan los resultados. En algunos casos, pueden ser necesarias sesiones adicionales para alcanzar el nivel deseado de blanqueamiento.

Cuidados después de un blanqueamiento dental

Independientemente del método elegido, es importante seguir ciertas prácticas para mantener los resultados:

  • Mantener una higiene dental rigurosa.
  • Evitar alimentos y bebidas que manchen los dientes, como el café, el vino tinto y el té.
  • Dejar de fumar, ya que el tabaco puede amarillear los dientes.
  • Visitar al dentista regularmente para limpiezas y revisiones.

¿Buscas los mejores profesionales para realizarte un blanchiment des dents de calidad? Pide cita ya en Clínica Dental B&J.

Instagram
WhatsApp