Los dientes en los bebés

Si tienes hijos, seguramente te hayas dado cuenta de lo rápido que crecen. Cada fase en el desarrollo de los niños es un pequeño quebradero de cabeza que pone a prueba a padres y madres. En este artículo vamos a centrarnos en los dientes de los bebés para que conozcas, si eres primerizo en este tema, cuándo salen las primeras piezas, las molestias típicas y los cuidados básicos para mantener la dentadura de tu hijo sana.

¿A qué edad le salen los primeros dientes a los bebés?

Los primeros dientes del bebé, también conocidos como «dientes de leche» o «dientes primarios», suelen empezar a aparecer entre los 4 y los 12 meses de edad, siendo lo más común que salgan a partir de los 6 meses. El hecho de que esta fase se adelante o se atrase no tiene por qué conllevar algún problema de salud dental. 

El primer diente en salir suele ser el incisivo central inferior, seguido por el incisivo central superior y el resto de incisivos a ambos lados. Después, comienzan a aparecer los molares, los caninos y el resto de dientes de la mandíbula y de la parte superior de la boca.

4 molestias típicas 

A continuación te vamos a presentar las molestias típicas que se presentan cuando empiezan a salir los dientes:

1.Irritación de las encías.

Es uno de los síntomas más comunes. Durante el proceso de erupción, los dientes emergen a través de las encías, lo que puede provocar enrojecimiento, hinchazón e, incluso, dolor. Si tu bebé empieza a morder objetos blandos o presiona sus encías con los dedos es muy probable que esté intentando aliviar el dolor.

2. Babeo.

Debido a la irritación de las encías, aumenta la producción de saliva y, con ello, que el bebé babee mucho más de lo normal. Para evitar irritaciones límpiale y sécale la cara regularmente.

3. Cambio en los hábitos de alimentación.

Cada vez que nos duele la boca nos cuesta comer con normalidad. Pero esto no sólo nos pasa a los adultos. Los bebés pueden sentirse incómodos al succionar o masticar debido a la irritación de las encías, llegando a rechazar hasta la leche materna. Un consejo sería aumentar la frecuencia de comidas o cambiar la textura de los alimentos.

4. Cambios en el sueño y de comportamiento

Los hábitos de sueño del bebé pueden verse alterados por los dolores en la boca. Es habitual que se despierten a menudo durante la noche o les cueste quedarse dormidos. Además, pueden estar más irritables, llorar más de lo normal o requerir que se les preste una mayor atención.

Es importante recordar que estos síntomas suelen ser temporales y pueden aliviarse con algunos cuidados específicos como, por ejemplo, la aplicación de geles o cremas especiales para las encías, la mordida de un objeto frío o el uso de analgésicos infantiles. Todo ello, bajo la supervisión de un pediatra o un dentista especialista.

Cuidados recomendados para los dientes de los bebés

Es importante comenzar a cuidar los dientes de leche tan pronto como salgan, incluso antes de que se vean completamente, ya que esto ayuda a prevenir futuros problemas dentales en el bebé. ¿Cómo hacerlo? Con el cepillado de dientes, una vez que estos han aparecido, usando pasta sin fluoruro. Asimismo, es aconsejable evitar bebidas azucaradas o alimentos pegajosos.

Tras salir el primer diente de leche, se recomienda llevar al bebé a su primera visita al dentista para evaluar su desarrollo dental y recibir consejos sobre los cuidados dentales adecuados para su edad. Con un cuidado dental correcto, los dientes de leche podrán durar hasta que el niño cumpla 12 años, momento en el que comenzarán a caerse y serán reemplazados por los dientes definitivos.

A continuación te damos una serie de consejos útiles para el cuidado de la dentadura de tu bebé:

  • Limpia las encías de tu bebé con una gasa húmeda tras cada comida aunque aún no tenga dientes.
  • Evita darle alimentos y bebidas azucaradas. La leche materna es ideal para la salud dental de los bebés, ya que es baja en azúcar y ayuda a prevenir las caries.
  • Tan pronto como aparezca el primer diente, comienza a cepillarlo con un cepillo de dientes suave.
  • Supervisa el cepillado hasta que tu hijo pueda hacerlo solo.
  • Limita el uso prolongado de chupetes y biberones para evitar el desarrollo de futuras caries.
  • Haz visitas regulares al dentista con tu bebé para asegurarte de que sus dientes están creciendo correctamente.
  • Procura que tu hijo siga una dieta equilibrada con pocas cantidades de azúcar.

Recuerda que los cuidados dentales son importantes para la salud en general, así que no olvides prestar atención a la salud dental de tu bebé.

En la デンタルクリニックB&J contamos con dentistas especialistas en odontopediatría que se ocupan personalmente de controlar la salud de los dientes de bebés, niños y adolescentes en la Herradura y las Gabias. ¡Visítanos y conoce todos nuestros tratamientos!

インスタグラム
WhatsApp